top of page

EL CAMBIO Y LA SOCIEDAD DE LA INNOVACIÓN

El siglo XXI se desenvuelve en un contexto marcado por nuevos retos y nuevas oportunidades en cuanto al desarrollo de la información, el conocimiento y el aprendizaje. Hemos pasado de la sociedad del conocimiento a la sociedad del aprendizaje; de la importancia solo de conocer a la necesidad de comprender y aprender; un aprendizaje rápido que nos obliga a adaptarnos a los cambios. Estamos viviendo una revolución que está modificando la forma en que vivimos, trabajamos y nos relacionamos.


Y estos constantes cambios hacen que la sociedad deba adaptarse y cambiar paulatinamente; dándole la bienvenida a lo que se le ha denominado como la era de la revolución creativa: la sociedad de la innovación; una era en la que la innovación es el centro de la estrategia de las empresas que tienen éxito.


Este nuevo mundo nos presenta un sinnúmero de nuevos problemas, denominados problemas complejos, dándole fuerza y protagonismo a la importancia de desarrollar la habilidad de solucionar problemas complejos; la clave ahora está en resolver nuestros problemas de forma distinta, orientarnos y sacar provecho a este nuevo y cambiante universo.


El Foro Económico Mundial considera que la resolución de problemas complejos es la primera habilidad indispensable para prosperar en la cuarta revolución industrial; de igual manera, la coloca en el número uno de su lista de las competencias necesarias para enfrentar el trabajo del futuro. Y la Organización Mundial del Trabajo la cataloga como una de las tres competencias clave para que los trabajadores triunfen en el mundo laboral.


Pero ¿Qué es la resolución de problemas complejos? “La resolución de problemas complejos es una colección de procesos psicológicos autorregulados necesarios en entornos dinámicos para lograr metas que no pueden ser definidas por acciones rutinarias y en la que se necesitan combinaciones creativas de conocimientos y un amplio conjunto de estrategias”, según explica el estudio titulado “resolución de problemas complejos; que son y que no son” .


Los problemas complejos se caracterizan porque no tienen una definición clara, el objetivo a lograr tampoco es evidente y los pasos que hay que dar son igualmente difusos. Y entonces ¿Cuáles son los enfoques innovadores para potenciar esta habilidad?


Trabajar en nuestro pensamiento latera y nuestro pensamiento holístico, es decir, trabajar en la habilidad de solucionar problemas de manera creativa y divergente; así como aprender a ver los problemas desde una perspectiva global, no desde el detalle, para encontrar interconexiones entre el problema y su entorno y así poder solucionarlo de mejor manera.

Así que, manos a la obra. A apostarle a la creatividad, la innovación y a la mentalidad del cambio. Es momento de prender el motor de la actitud y adaptarnos a este, nuestro nuevo mundo.


Si quieres saber más haz parte de nuestra comunidad en Spotify, búscanos como Universo cubock.





20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires


WEB CUBOCK R-1.png
bottom of page